Descubriendo la comida iberoamericana

cochinita

Hola a todos. El pasado viernes tuve la oportunidad de ir a la primera edición nocturna de MadrEAT, el mercado de food-trucks, y ver qué se cocía por allí. Lo primero que diré es que es muy recomendable pasarse por alguno de estos mercados, donde tienes la oportunidad de probar un poquito de varias comidas diferentes a precios razonables. Pero no voy a hablaros sobre el evento en sí, sino sobre algo que captó mi atención desde el primer momento.

Observé que había una gran cantidad de caravanas de comida iberoamericana, procedentes de diferentes países. El hecho es que este tipo de cocina está cada vez más ligada a la española, tanto aportando novedades como adoptando algunas de nuestras costumbres. Y es que la proximidad entre España y los países iberoamericanos no es solo cultural, sino también gastronómica. De ahí que esta cocina sea cada vez más común en nuestro país.

A lo que iba, en MadrEAT pude probar diferentes platos iberoamericanos que me sorprendieron gratamente. A continuación os describo cuáles eran:

  • Baozi de cochinita con chipotle, requesón y albahaca: este plato es típicamente mexicano, aunque con alguna influencia asiática. El baozi es un tipo de pan chino, cocido al vapor, que generalmente va relleno. En este caso, el relleno sí era de origen mexicano. La cochinita parece un guiso sencillo; sin embargo, contiene un elevado número de ingredientes: cerdo, ajo, canela, pimienta negra, achiote, comino, clavo, anís estrellado, chile piquín, orégano, naranja, vinagre de manzana, azúcar, sal, hojas de plátano (opcional), cebolla morada y chile habanero. La combinación con el requesón y la albahaca le dan el toque perfecto al plato elaborado por Mestizo Food Truck.
  • Empanada argentina: aunque hay multitud de empanadas, ya que es un plato muy consumido en Argentina, probé la más tradicional en el país transatlántico: la empanada de carne. Es un plato sencillo que también se elabora en España, ya que es una masa rellena de carne, algunas verduras, huevo y, de forma opcional, queso. El aspecto es como el de las empanadillas.
  • Alfajor: el origen histórico de este dulce es árabe, se introdujo en España y posteriormente de nuestro país viajó al Nuevo Continente. Sin embargo, ha logrado una gran popularidad en América, especialmente en Argentina. Después de haber probado diferentes alfajores, he de decir que el mejor lo probé en MadrEAT, y pertenece a la caravana de Graciana, un restaurante argentino responsable también de la empanada anterior. La masa era muy suave y frágil, se deshacía en cuanto dabas el primer bocado, y el relleno de dulce de leche era bastante ligero y no era tan empalagoso como en un principio parecía. Un postre más que recomendable.
  • Papa rellena de guiso de lomo alto de buey con cremosa de rocoto y salsa criolla: esta receta es tradicional en Perú, y fue mi gran sorpresa, puesto que era la primera vez que la cataba, y fue de la mano de la caravana del restaurante peruano Kinua. Resulta una mezcla explosiva de sabores envueltos en una patata crujiente que te incitaba a seguir comiendo. Aunque lo vendían como una tapa, es un plato que encajaría muy bien en cualquier carta de entrantes.

La cocina iberoamericana es un mundo apasionante en el que adentrarse, pues te permite realizar mezclas de sabores inesperadas, experimentar con sabores picantes, y potenciar productos típicos de dichos países. Sin duda, algo de lo que seguiremos hablando por estos lares.

Paula Guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *