Fruta de temporada: la ciruela

ciruelas

El verano ya se ha asentado de forma definitiva, y nuestro cuerpo lo suele notar. Tenemos menos hambre, nos apetece comer alimentos fríos, y tendemos a hidratarnos mucho más. Una de las mayores ventajas de la climatología española es la variedad de productos que ofrece la tierra según la época del año. Por ello, es muy importante aprovechar todos los alimentos de temporada, cuya calidad es excelente.

Aunque la cantidad diaria recomendada de ingesta de frutas y verduras es de unas 5 piezas, es cuando llega el calor el momento en que más nos apetecen. Así que hoy vamos a hablar de una fruta de verano: la ciruela. Es en esta estación cuando están más sabrosas; además, tienen una gran versatilidad culinaria.

Una de las propiedades más importantes de la ciruela es su acción laxante, lo que contribuye a la depuración del organismo y es perfecta para combatir el estreñimiento. La fibra soluble que contienen también ayuda a reducir el colesterol. La vitamina C está asimismo muy presente en esta fruta, actuando como antioxidante. En cuanto a minerales, el potasio es uno de los que más presencia tienen en las ciruelas, y ayuda al buen funcionamiento del sistema nervioso, entre otras cosas.

Este alimento es muy agradecido a la hora de cocinar, ya que se puede emplear tanto para primeros platos, para segundos o para multitud de postres. Quién no ha comido un magnífico pollo relleno de ciruelas, o una exquisita tarta hecha con esta fruta… Así que, ya sabéis, en verano consumid productos de temporada como las ciruelas: garantía de calidad y beneficios para el organismo asegurados.

Paula Guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *