Hoy recomendamos… Tortos de maíz (Asturias)

tortos asturianos

La semana pasada presentamos un plato típico leonés, como recordaréis, y hoy no hemos querido viajar muy lejos de la vieja capital del reino. Nos quedamos en Asturias, región prima hermana de León, y que se caracteriza por ofrecer toda la variedad gastronómica que queramos, y más.

Hoy os presentamos un producto asturiano muy sencillo, el acompañamiento perfecto para otros platos más contundentes. Hablamos de los tortos de maíz. Como su propio nombre indica, son una especie de tortitas hechas con harina de maíz y posteriormente fritas. Es la opción perfecta para sustituir el pan y acompañar cualquier tipo de guiso, embutido, queso o unos sencillos pero siempre perfectos huevos con patatas.

Los tortos de maíz recuerdan de manera inevitable a la cocina mexicana, país cuya gastronomía alberga como producto principal a este alimento, el maíz. No obstante, los tortos han evolucionado a la española, convirtiéndose en el acompañamiento que no puede faltar. A pesar de que en la actualidad se consumen durante todo el año, en su origen solían hacerse únicamente en épocas de matanza.

Cómo se hacen los tortos asturianos

Los ingredientes que necesitaremos son harina de maíz, agua, sal y aceite de oliva virgen. En primer lugar, se añade sal al agua y se templa. En un cuenco aparte tendremos la harina de maíz fina (la cantidad dependerá del número de tortos que queráis hacer), al que le iremos incorporando el agua salada poco a poco. Mientras tanto, habremos de amasar la mezcla. El amasado tiene que ser suave y constante hasta obtener la textura de la masa deseada (preferiblemente una masa fina). Una vez la tenemos, dejamos reposar la masa. Después, hacemos bolitas con ella, y con ayuda de un paño o del propio aceite las aplastamos para aplanarlas. Finalmente, se freirán en aceite bien caliente para que queden más crujientes. Y listas.

Esta receta vuelve a poner de manifiesto que, en cuestión de gastronomía, la sencillez es muchas veces la mejor aliada. Más cuando hablamos de recetas tradicionales. Además, al ser la harina de maíz el ingrediente principal, es una receta apta para celiacos y muy fácil de hacer en casa. Así que ya sabéis, podéis coger a los más pequeños, a los que amasar les suele encantar, y pasar un rato divertido que luego culminaréis probando vuestros propios tortos.

 

Paula Guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *